Drenaje Linfático

Culaquiera de nosotros/as experimentamos alguna vez la sensación de piernas hinchadas o piernas cansadas, cansancio general, pesadez, dolor en articulaciones, dolor de cabeza, malas digestiones, lentitud y malestar general.

Alguna vez nos han hablado de la linfa pero, ¿Qué es eso? ¿Por qué es tan importante?

 

La linfa es un líquido incoloro compuesto de glóbulos blancos, proteínas, grasas y sales que se encarga de llevar las sustancias de desecho y demás moléculas hasta la sangre, para que nuestro cuerpo pueda liberarse de ellas. Fluye paralelamente al sistema circulatorio por los vasos linfáticos y es filtrada por los ganglios linfáticos, encargados de eliminar las sustancias extrañas y de generar los glóbulos blancos para hacer frente a las posibles alteraciones de nuestro sistema inmune. La linfa trabaja sin parar en nuestro cuerpo para protegernos de enfermedades, eliminar el exceso de líquido y ayudarnos a mantener una calidad de vida óptima.

 

Debido a nuestro tipo de vida, alimentación, sedentarismo y contaminación, nuestro sistema linfático se ve afectado. Problemas viscerales o traumatismos pueden generar la aparición de edemas. El drenaje linfático, un buen equilibrio nutricional y una vida activa hacen que nuestro sistema linfático funcione mejor.

 

 

El drenaje linfático es una técnica dentro de la fisioterapia que se lleva a cabo con movimiento de presiones suaves, lentos y repetitivos de las manos del fisioterapeuta, favoreciendo así la circulación de la linfa, mejorando cuadros edematosos y retenciones de líquidos orgánicos. Debido a la relación con el sistema inmunitario, nos ayudará a mejorar de manera general el estado de salud y ejerce un papel muy beneficioso en el sistema nervioso.