Alimentaci贸n durante el embarazo

Alimentaci贸n durante el embarazo

Los seres humanos somos animales鈥 no, no solo t煤, tambi茅n yo, el vecino de en frente, el se帽or del autob煤s. Nuestra principal diferencia con el resto de animales ha sido la evoluci贸n, sin embargo seguimos manteniendo聽 instintos b谩sicos que rigen el devenir de nuestra vida.

1 Sobrevivir

2 Reproducirse

Esto implica que si tu cuerpo considera que tu supervivencia peligra no va a dejar que te reproduzcas. Dietas hipocal贸ricas, actividad f铆sica en exceso, estr茅s generalizado, poco descanso, dan se帽ales amenazantes a tu cuerpo, que las interpreta como una se帽al de que el entorno no es apto para procrear.

Si tu cuerpo se siente tranquilo tendr谩s m谩s posibilidades de quedarte embarazada. A帽ade a esto una dieta equilibrada, con un aporte adecuado de verdura, prote铆na y grasa saludable y con alta densidad nutricional. Es momento de pensar en nutrici贸n y no en alimentaci贸n, y de preparar al cuerpo para la concepci贸n.

Algo que vamos a repetir en todas las recomendaciones nutricionales vinculadas a la alimentaci贸n en el embarazo es que no hay que comer por dos. Estamos gestando una vida, no creando un nuevo yo y para ello nuestro peso no deber铆a aumentar en una gran proporci贸n. En t茅rminos generales (existen problem谩ticas vinculadas al embarazo que pueden modificar estos n煤meros) entre 10 y 15 kilos podr铆a ser un n煤mero 贸ptimo.

Muchas mujeres desarrollan una cierta aversi贸n a determinadas prote铆nas durante el embarazo. Algunas no pueden ver los huevos, o la carne roja o aborrecen el pescado, no pasa nada, normalmente este rechazo proviene de una protecci贸n del cuerpo ante el temor a comer determinados alimentos. Sin embargo la prote铆na es necesaria durante la gestaci贸n ya que va a ayudar al 贸ptimo desarrollo del feto y son fundamentales para el desarrollo de determinadas estructuras maternas, por lo que debemos elegir aquellas que menos rechazo nos provoquen. Por otro lado, desarrollar un nuevo cuerpo requiere prote铆na, y la necesidad aumenta seg煤n progresa el embarazo. Se estima por ejemplo 1.2 g/Kg durante el primer trimestre y 1.5 g/Kg hacia el final.

Durante el embarazo no es un buen momento para realizar dietas bajas en carbohidratos ya que es importante mantener nuestro nivel energ茅tico en niveles 贸ptimos. Alimentos como las patatas, el arroz, yuca鈥 altas en almidones suelen sentar bien al cuerpo de las embarazadas y ayudarles a estabilizar el sistema digestivo en esos momentos de n谩useas y descontrol que se producen sobretodo en el primer trimestre. Intenta siempre recurrir a carbohidratos complejos, alej谩ndote de az煤cares simples.

Como recomendaci贸n general intenta que m铆nimo un 30% de tus calor铆as procedan de los carbohidratos

Volvemos a recordar que el embarazo no es un momento de comer por dos, sin embargo eso no implica que le tengamos miedo a las grasas por la falsa creencia de que nos hacen engordar. Las grasas saludables son muy importantes en la salud general y en la salud de la madre gestante y el feto en particular.聽 La leche materna es alta en grasa saturada y colesterol, se帽al clara de que el beb茅 los necesita.

Aceite de oliva, aguacate, l谩cteos fermentados y pasteurizados, frutos secos y semillas son una fuente saludable de grasas que deben aportar m铆nimo un 30% de las calor铆as de nuestra dieta.